lunes, 22 de octubre de 2007

Los satélites...


Una gran banda de satélites circulan alrededor de la superficie de la cintura de nuestro globo terráqueo, y, Como crónicas de una muerte anunciada, el Sr. Arthur C. Clarke, ya nos anticipaba en términos astronómicos un concepto que hoy es realidad. Este caballero se dio a conocer en los círculos científicos cuando predijo, en un ensayo titulado "Extraterrestrial Rays", aparecido en la revista "Wireless World", que era posible utilizar satélites en órbita geoestacionaria para canalizar las transmisiones de radio alrededor de la Tierra. Esto fue en el 1945, casi 20 años antes de que se lanzara el primer satélite Telstar. En homenaje a Sir Arthur, la órbita de los satélites alrededor de la Tierra se llama el Cinturón Clarke.

Ahora podemos ver esa idea convertida en realidad de la cual usamos en diferentes campos, en diferentes formas, para diferentes propósitos. Esta es la realidad, un mundo lleno de satélites, desde partículas de un milímetro de largo hasta estos artefactos mecánicos, los satélites imperan nuestra vida diaria. Mire todos los canales que son posible ver usando estos medios, mire a Google, con su "Google maps", el internet por satélite por Digiway, mire a Walgreens y como entre ellos se comunican por satélite para hacer llegar su orden de medicamentos aunque no este en la farmacia de procedencia. Haga usted su propia determinación al respecto.